Mi viaje a Roma

jueves, diciembre 04, 2014


Buenos días!!! Cuántas ganas tenía de enseñaros mis fotos de Roma, de comentaros y hablaros un poco sobre el  viaje que hice a esta increíble ciudad hace un par de semanas... Pero es que ando sumergida entre dibujos de todo tipo: retratos de bebés y de adultos, de mascotas, de bolsos...regalitos para la próxima Navidad de los que estoy super contenta de formar parte. Así que, como introducción, Mil gracias a los que os estáis acordando de mí y confiáis en mis lápices para dar un sorpresón en estas fiestas!!

Y ahora sí que sí vamos al viaje!!! Llevo un rato dándole vueltas y de verdad, que no sé por dónde empezar...nada más deciros que he estado una semana después del viaje soñando con Roma... Vengo absolutamente enamorada de ella, de sus calles, su ambiente, su gente, su idioma, su gastronomía y su arte!!! Totalmente entusiasmada ando, pero es que ha sido el viaje más grandioso que he hecho hasta ahora...
Desde que lo recibí como regalo de cumpleaños el pasado septiembre, he estado sin creérmelo hasta que no pisé suelo romano...y es que una no tiene la gran suerte de poder viajar todo lo que quisiera, así que si os pasa como a mí, seguro que entenderéis mi emoción.

Y a todo esto hay que sumarle, mi pasión por el arte y esa especie de incredulidad que me entra al estar delante de alguna obra importante que estudié hace ya unos añitos en historia del arte en el bachillerato y en Bellas Artes...

He estado seis días y es muy difícil resumir todo en unas cuantas fotos, porque hice muchas, pero es tanta la saturación visual y muchas veces el cansancio físico, que  prefería ver bien las cosas que entretenerme en pensar cómo hago esta foto y la otra... Otra cosa que ocurre es que en algunos lugares no dejan hacer fotos, sobre todo con flash por lo que las fotos salen movidas por la poca luz  que hay dentro de iglesias o museos.
 He visto muchísimas cosas, he aprovechado el tiempo al máximo y de verdad, que hubiera necesitado otra semana para reponerme.

Vamos a ver unas imágenes y os voy contando...

Basílica de San Pedro del Vaticano
Basílica de San Pedro del Vaticano

Llegué a Roma un lunes a las cuatro de la tarde y teniendo en cuenta, que por estas fechas a las cinco ya anochece (porque allí los horarios son un pelín diferentes. Por la mañana comienza todo antes, pero luego los museos importantes y las iglesias están abiertas hasta las seis de la tarde o así como mucho), mi acompañante y yo nos dedicamos a seguir la ruta que nos habíamos marcado. Eso sí!! Super importante llevar un planning de lo que vais a ver los días que estaréis, con los horarios de los sitios, el precio de entradas, etc. 

Esa tarde ví la Iglesia de Santa María de Los Ángeles, la Iglesia de Santa María de la Victoria, donde se encuentra una de las obras escultóricas más importantes de Bernini " El éxtasis de Santa Teresa". Seguimos andando, viendo las fuentes de Tritón, La plaza de España, la Plaza del Popolo, la columna de Marco Aurelio y derechillos a la Fontana di Trevi, donde nos llevamos una gran desilusión (la están restaurando hasta junio), así que está llenita de andamios y han creado una plataforma para poder pasar por encima y ver un poco ...Seguimos andando hasta San Andrea del Quirinal, pasando por  San Carlo alle Q. Fontane de camino al hotel, que estaba cerquita de la estación de Termini.

Baldaquino de San Pedro
Baldaquino de San Pedro

El martes nos levantamos bien tempranito (como todos los días) porque hoy íbamos  a ver Los Museos Vaticanos y la Basílica de San Pedro. Nos fuimos derechitos al metro y cuál fue nuestra sorpresa, que era hora punta para ir al trabajo y estaba la estación que literalmente no cabía ni un alfiler. Todo lo que os diga es poco, pensé en escapar de allí como fuera porque era un auténtico agobio. 
Mamma mía!!!! Se escuchaba cada dos por tres...jeje. Después de esperar tres o cuatro metros, pudimos entrar en uno  por fin!!!
Lo que hicimos fue contratar un guía, (os lo aconsejo porque las colas para pagar la entrada son larguísimas y no se puede perder una mañana haciendo cola en un viaje así). Evidentemente es más caro, aunque se puede regatear un poco, pero entre 30 -40 € por persona entras a los museos y la basílica con un guía, que te salta todas las colas, te cuenta la historia del lugar y te lleva hasta la Capilla Sixtina

Así que entramos por los Museos Vaticanos viendo todas las esculturas, pinturas y tapices. Justo antes de entrar en la Capilla Sixtina, decidí seguir la ruta por mi cuenta y pasar antes por las Estancias de Rafael, (que por ahí no te lleva la guía) y no perderme ni un fresco de uno de los pintores que más me gustan. Al final, todo llega a la famosa capilla, donde el silencio es abrumador de toda la gente que allí se encuentra, literalmente con la boca abierta mirando las pinturas de Miguel Ángel. Me gustó tanto, que cuando salí di la vuelta al museo y entré otra vez...jeje. Es increíble.
A continuación visité la impresionante Basílica, donde se encuentra La Piedad (obra importantísima de Miguel Ángel). 


Vista de la Basílica de San Pedro del Vaticano
Vista de la Basílica de San Pedro desde el Castillo del Ángel

Museos Vaticanos
Escultura de los Museo Vaticanos

Escuela de Atenas de Rafael
"Escuela de Atenas" fresco de Rafael. Estancias de Rafael, Museos Vaticanos

Puente y Castillo del Ángel
Castillo del Ángel

Una vez vista la Basílica de San Pedro, nos fuimos hasta el Castillo del Ángel. Lo mejor de este lugar es subir arriba y contemplar una de las mejores vistas de Roma, y por supuesto la preciosa escultura del Ángel que culmina el castillo. El puente que está al lado y cruza el río Tíber está lleno es impresionantes esculturas de ángeles.

Interior del Castillo del Ángel
Interior del Castillo del Ángel


Vistas de Roma
Vistas del Roma y el río Tíber

Candados sobre los puentes de Roma
Candados sobre los puentes de Roma

El ambiente romántico en Roma está por todas partes...

Foro romano
Pues bien, una vez visto el Castillo del Ángel seguimos andando en dirección al hotel, pero viendo todo lo que teníamos al paso y cenando por supuesto en un precioso y original restaurante italiano. Pasando por la turística Via dei Coronari hasta la Plaza Navona, Plaza Venecia, disfrutando de sus monumentales iglesias y fuentes (que también son muy bonitas de noche), dejándote llevar por el ambiente de las calles, de músicos tocando en directo y de preciosas terrazas iluminadas con velas al más puro estilo italiano.

Coliseo
Coliseo y Arco de Constantino
A la mañana siguiente (ya es miércoles) nos fuimos a ver al magestuoso Coliseo. De paso entramos en la Iglesia de San Pietro in Vicoli para ver al Moisés de Miguel Ángel.

 La entrada se paga para ver tres cosas: el Coliseo, el Foro y el Palatino. Puedes verlo en dos días, pero no puedes repetir lugar, es decir, por ejemplo: un día ves el Coliseo y al otro, el resto o viceversa.
Por aquí también se te ofrecen guías, pero nosotros íbamos super preparados con nuestras audioguías en el móvil para entender bien todo.

Interior del Coliseo
Interior del Coliseo
El Coliseo es increíble. Paseé por sus alrededores casi todas las noches que estuve en Roma, y por más que lo mires, te sigues asombrando y te imaginas lo grandioso que tuvo que ser ver a este monumental lugar en todo su esplendor. El foro y el Palatino son muy interesantes y es imprescindible conocerlos para saber cómo comenzó Roma. Por la zona se puede ver el Arco de Constantino y el Arco de Tito, los foros imperiales, la Columna de Trajano, Domus Aurea, el Circo Máximo, la Boca de la Verdad...

Restos de Monumentos en el foro romano
Restos del foro romano

Calzada original de Roma
Calzada original de Roma

Rincones de Roma
Rincones de Roma

Es muy agradable pasear por la noche por Roma. Te encuentras rincones tan bonitos como éste, fachadas cubiertas por enredaderas y yedras, sus esquinas, su luz y el carácter de la gente te hacen vivir una experiencia preciosa. 
El Campo di Fiori y el Trastévere guardan la esencia más italiana, el encanto de las callejuelas, los restaurantes, la música...tanto es así que no nos importó ir allí más de una noche para cenar, a pesar de que estaba lejos e nuestro hotel. A las siete de la tarde ya están los restaurantes llenos y la comida es tan buena que estábamos deseando que llegara la hora de cenar para pasar el mejor momento de día!! Carlo Menta  (en el Trastévere) se convirtió en nuestro restaurante preferido, así que si váis a Roma, no dudéis en ir a cenar allí.
Por el barrio también hay iglesias importantes como Santa María del Trastévere o palacios como Palazzo Farnese.

Panteón de Agripa
Panteón de Agripa

Esta impresionante cúpula pertenece al Panteón de Agripa, de dimensiones mayores que la cúpula de la Basílica de San Pedro. Su planta circular lo hace especial  y grandioso y sientes un gran asombro al entrar en su interior, porque es el edificio mejor conservado de Roma. Como podéis ver en la fotografía, en el centro de la cúpula tiene un óculo, y es mágico estar dentro cuando llueve, porque el agua entra dentro del edificio.  Aquí descansan los restos del pintor Rafael, entre otros.

El jueves vimos otra tanda de monumentos como éste, terminamos de ver el Palatino y visitamos el Palacio Barberini, donde se encuentra el Museo de Arte Antiguo.

El viernes cogimos un bus para ir a la vía Appia y sumergirnos en las Catacumbas de San Calixto y San Sebastián. Las visitas son guiadas y duran aproximadamente de media a una hora. Las catacumbas son auténticos laberintos y esconden muchísima historia. Allí descansan los restos de muchos papas de Roma, y de mártires como Santa Cecilia.
Al igual, en las Catacumbas de San Sebastián, que están allí cerquita, la visita también es guiada en español y te explican muy bien su historia y todas las dudas que tengas. Son unas visitas muy amenas, que se pasan enseguida y muy muy interesantes. Aquí se encuentran los restos de San Sebastián, en su iglesia, donde puedes disfrutar de esculturas de Bernini e impresionantes techumbres de madera policromada original. 

Después nos fuimos para ver una de las iglesias más importantes de Roma, pero que por su lejanía, mucha gente no visita, y es San Pablo Extramuros. Todo es impresionante aquí. Los ricos materiales por los que están contruidos los monumentos: mármoles de todos los colores, oro, travertino, bronce...pinturas impresionantes...

La última visita de este día fue a la Iglesia de San Clemente. Es muy curiosa porque debajo de la iglesia actual, se encuentran otras dos más antiguas. Pagas tu entrada y puedes ver los restos romanos originales a 20m bajo el suelo. Encima, una iglesia cristiana y sobre ésta, la actual. En su interior quedan restos de frescos, tumbas, manantiales de agua fresca, etc... Es muy curioso.


Apolo y Dafne d Bernini
Apolo y Dafne de Bernini

El último día de mi viaje a Roma lo pasé en la Galería Borguese, un palacio del s. XVII, construido expresamente con fines expositivos. Es un museo precioso,  con una gran colección de obras de arte de artistas como Rafael, Tiziano, Caravaggio, Rubens y lo que más me gustó: las esculturas de mármol blanco de Bernini, en concreto la que veis en la foto, Apolo y Dafne. Pero entre ellas están el David,  el rapto de Proserpina, Eneas y Anquises...

Y aquí terminó mi artístico viaje a Roma. Espero haberos hecho disfrutar un poquito!! Dicen que a Roma hay que volver y eso es con la idea que hemos vuelto...He visto muchísimas cosas, pero siempre quedan otras por ver. Sin lugar a dudas, un lugar al que me encantaría volver a ir...
Yo he vuelto a revivirlo mientras hacía esta entrada y ahora me toca volver a poner los pies en la tierra...
Si pensáis ir y os puedo aconsejar en algo, no dudéis en comentar por aqui, que yo estaré encantada de contestaros...





* indicates required

Entradas relacionadas

2 comentarios

  1. Que fotos más preciosas de Roma, Almudena!
    Me has hecho recordar mi viaje a la capital italiana, en el que me enamoré de la ciudad :)
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Algún día volveré!! No puede ser más impresionante!! Es tan fácil enamorarse de Roma...
    Besos

    ResponderEliminar