Dibujo de tu mascota paso a paso

jueves, octubre 16, 2014


Buenos días!!!

¿Quién se acuerda del gatito Livingstone? Seguro que habréis visto el anterior dibujo de este precioso animal, una de las entradas más bonitas y más vistas del blog. Pero por si hay alguien nuevo por aquí o lo queréis volver a ver, os dejo el siguiente enlace : "Retrato de un gato"

Pues bien, hoy os enseño el segundo retrato que le realicé a Esther sobre su mascota. Es muy diferente  al anterior y muy simpático, y aunque no se vea el animal completo, sí capta su personalidad, ya que ésta era una de sus travesuras. Qué  forma tan original de recordar a nuestro gato o perro, ¿verdad?
¡Por lo que creo que hemos acertado de pleno con la elección de la fotografía!

Yo pienso en el mío y se me vienen a la mente muchas escenas como éstas...todos tenemos montones de imágenes en el móvil o en el ordenador y seguro que de todas ellas, podemos sacar una para un retrato como éste...

Al igual que el otro dibujo, éste está realizado con lápices de grafito de diferentes durezas y un poco de lápiz de color en algunas zonas destacadas. Su tamaño es DIN A4,  (21 x 28 cm aprox), sobre papel de 350 gr.

Hacer un dibujo a lápiz paso a paso


Pues bien, lo primero de todo es tener los materiales bien limpios y preparados.  Lápices de grafito desde el 6H hasta el 8B, bien afilados, goma, sacapuntas y el papel apoyado sobre una tablita lisa.  Como en este caso el  dibujo es en su mayoría en blanco y negro, imprimo la fotografía de la misma manera. Para  fijarme en algunos detalles de color, simplemente miro la foto desde la pantalla del ordenador.

Éste dibujo tiene un gran trabajo, porque tiene grandes zonas muy oscuras, como el bolso. Por lo que sólo ésta parte la hice en unas cuantas horas. Y aunque sea un tono oscuro, prefiero comenzar con un lápiz más duro (los que pintan más clarito) y así ir controlando los tonos mejor.

¿Pero qué ojos más bonitos, verdad? El rostro del animal es la parte principal del dibujo y la que más color lleva...siempre de forma sutil y natural para que no quede un resultado grotesco. Unos toques de verde oliva en los ojos y de camel en el pelaje, la nariz...


Poco a poco se va construyendo todo...Al ser diestra, es recomendable comenzar a dibujar de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha. Para no manchar el papel, también podemos poner un folio debajo de la mano, para que al apoyarla no estropeemos el retrato, ya que el pigmento del grafito está sin fijar.

Yo, para estas cosas soy un poco perfeccionista, y no me gusta ni una mínima mancha sobre el papel. No lo he dicho nunca, pero obviamente también me equivoco y con éste dibujo, tuve que empezar de nuevo en otro papel (por supuesto) cuando ya casi tenía el bolso terminado. Una gota de agua y adiós papel!!!!
Menos mal que no iba más avanzada...pero disgusta un montón, ¡qué vamos a hacer!, cosas que pasan...


Mientras realizaba el dibujo, yo misma  sonreía pensando cómo se metió Livingstone en el bolso, sacando todo lo que había en su interior...estos gatos qué listos son!!!
Y lo oportuno de hacer la fotografía en ese momento!! Qué carilla de "vaya, me han pillao".
Quién les iba a decir, que al final esta escena la iban a inmortalizar en un precioso y divertido retrato y la iban a tener para siempre!!!

¡Y aquí el resultado final!

Una de las peticiones que me hizo Esther, fue que pusiera el  nombre de su mascota en algún  lugar y un símbolo "del cielo de los gatos", ya que su "Living" los había dejado recientemente. Y si os fijáis en la cajita de la derecha, se puede observar un pequeño dibujo de un gato alado sobre una luna  y unas estrellas alrededor. Y en la parte superior, el nombre.
Son pequeños detalles que para su dueña tiene un gran significado. Así que, si está en mi mano haceros más felices con mis dibujos, encantada estoy de hacerlo!!

Una vez terminado el trabajo, se fija el pigmento con un fijador para dibujo, o si no tenéis en casa, sirve también la laca del pelo...sólo que hay que saber aplicarlo. Siempre a pequeños toques y esperando a que seque, con el dibujo a unos  30 cm del spray, para que no chorree. Así que ya habéis aprendido una cosa más!!
Los pasillos de la facultad de Bellas Artes, algunas veces olían a peluquería... :) ¡Cómo pasa el tiempo!!

¿Qué os ha parecido el segundo retrato de este gatito? Yo, como siempre, lo he hecho lo mejor que sabía y con toda la ilusión del mundo. Como os dije la otra vez, me dio hasta pena entregárselos a su dueña...son tan bonitos...Ahora sólo queda cuidarlos y disfrutarlos mucho
Gracias de nuevo a Esther y a todos por vuestras visitas y comentarios.
Hasta el domingo en la Newsletter!!





* indicates required

Entradas relacionadas

0 comentarios