Cómo hacer una pintura mural infantil

lunes, abril 28, 2014

 Buenas tardes!!

                      Aquí estoy de nuevo como todos los lunes, para empezar una nueva semana con mucho arte!!
Hoy vamos a ver cómo se hace una pintura mural infantil, un trabajo muy especial, que realicé hace un par de semanas para un bebé que está a punto de nacer...

                      Acostumbrada a pinturas murales de hace siglos, con mucha historia, a realizar un trabajo minucioso para devolverles un poco de vida...esta vez ha sido una creación nueva, actual y de tema infantil, en la que me divertí un montón haciéndola.
                      En la habitación ya está todo preparado...recién pintada, con sus muebles nuevos llenos de ropita,  y todo tipo de detalles. Así que sólo faltaba una bonita pintura para decorar la pared encima de la camita.
                      Los futuros papás escogieron el dibujo a su gusto, por lo que todo es totalmente personalizado.
                      Vamos a ir viendo paso a paso todo el proceso de creación, que duró todo un día. Espero que disfrutéis con las imágenes...

Una vez que sabemos exactamente el dibujo que queremos hacer, podemos hacer varias cosas: 


  •  Podéis imprimirlo a la medida que necesitéis en una copistería especial para planos, ya que una normal  creo que no pasan de formato A3. (Por si el dibujo es grande).
  •  Hacer plantillas en acetato, dibujar y recortar.
  •  O, como hice yo, dibujar a mano alzada fijándome en una foto impresa o directamente desde el ordenador. Esto puede ser un poco complicado si no tenéis buena mano dibujando, pero no os preocupéis porque hoy en día hay muchos sistemas para pasar un dibujo a un soporte. Se puede hasta proyectar en la pared, con un proyector, claro.


Esta imagen no es muy bonita, pero para que veáis el "lienzo en blanco". La pared mide 2 metros y medio y está pintada en un tono beige clarito.  Lo básico y principal es encajar perfectamente el dibujo. Esto quiere decir, tomar medidas, buscar el centro, controlar los espacios laterales, decidir la altura a la que lo queremos...etc. Para que el dibujo quede bien centrado en la pared. Como consejo: marcar suavemente con lápiz, para tener que borrar lo menos posible.

Los materiales que he utilizado son: metro, regla, lápiz y goma, pinceles redondos de pelo sintético, agua,  pinturas acrílicas, una escalera, recipientes, paleta y un paño. Lo preparamos todo previamente para que una vez empecemos a trabajar, o tengamos todo a mano. 

Recomendaciones en cuanto a materiales:
  • Si queremos resultados de calidad, necesitamos materiales de calidad. No hay más.
  • Podemos tener un lápiz barato, goma, aprovechar tarros de cristal, incluso como paleta os puede servir cualquier cosa: un plato, un azulejo, una bandeja de plástico...pero en lo que tenéis que invertir un poco más es en pinceles y en las pinturas que uséis.
  • Yo usé acrílicos de la marca "Vallejo", porque dan muy buen resultado y un tubo ronda los 2 euros. Tienen un poder cubriente muy bueno y mucha variedad de colores. Si tenéis otros más baratos, los colores suelen ser más artificiales y al cubrir poco, tendréis que aplicar más capas hasta obtener una tinta plana, por lo que a final, trabajáis más y el resultado no es tan bueno.
  • Además, si sabéis fabricar vuestros colores, no tendréis que comprar tantos.

 Para este dibujo utilicé:
  • Blanco
  • Azul cobalto
  • Ocre amarillo
  • Rojo inglés
  • Verde vejiga
  • Sombra tostada

      Son pocos colores y me sobró bastante, así que tendréis para más dibujos.

Una vez tomadas las medidas necesarias, realicé el dibujo a mano alzada sobre la pared con lápiz de grafito. No marquéis muy fuerte y así evitáis posibles borrones o manchas.


Fabriqué  el color  marrón para el motivo principal de la composición y comencé a  aplicarlo en las zonas correspondientes. Para ello utilicé: blanco, sombra tostada, ocre amarillo y rojo inglés.

Mientras se seca la capa de pintura que apliqué antes, fabrico el siguiente color. Para ello  utilicé verde vejiga, blanco, un poco del marrón que hicimos antes y ocre amarillo. Un bonito color para las hojitas que envuelven la rama donde reside nuestro personaje principal. Para que quede una tinta plana y homogénea, necesitaremos dar dos o tres capas de color a lo largo de la jornada.

Los pajarillos que se posan alrededor del personaje principal están pintados con un tono más claro que el marrón que hice al principio, para ganar armonía y no restarle protagonismo al monito que pronto cobrará "vida". Por lo tanto, sólo tendréis que coger un poquito del marrón en otro recipiente o al lado, y añadirle color blanco.
A continuación, un precioso azul claro,  concretamente hecho a partir de un azul cobalto y blanco, para las estrellas y el nombre del bebé. 

Y nada mejor que una feliz y sonriente cara para finalizar el trabajo...
Como la que pusieron los futuros padres y sus familiares al ver la pintura terminada. Para terminar, repasamos algunos detalles y una vez seca, borramos los posibles restos del dibujo a lápiz. 

Imagen general de la pintura mural

Detalles de la pintura: rama, hojas, estrellas y pajarillo

Detalle de la zona central de la pintura

Ya está todo preparado para la llegada de Pablo, que lo recibiremos con una gran alegría.
No puedo más que desearles toda la salud y felicidad del mundo.
Sin más, agradecer a Lucía y a Paco su amistad y confianza. 
Muchísimas gracias!!



Estoy enlazando este post a la fiesta de enlaces nº 63 de Personalización de blogs

* indicates required

Entradas relacionadas

0 comentarios