Descubriendo pintura mural...

lunes, diciembre 16, 2013

Hola a tod@s!!!

              Hacía ya tiempo que no subía nada de conservación y restauración, ya que entre tanto evento que me ha surgido últimamente y el trabajo que eso conlleva... era más lógico mostraros el trabajo que estaba realizando en ese momento.
             Sé que os gustan mucho estas entradas, que os llama mucho la atención este trabajo tan minucioso como sorprendente, y por lo tanto aquí estoy para que veáis una muestra de cómo descubrir una pintura mural del s. XVII - XVIII, que lleva muchísimos años debajo de la cal y cómo, mecánicamente y con mucho cuidado, se va eliminando hasta descubrir lo que hay debajo.

            Para situaros os diré, que este lugar del que os voy a mostrar el trabajo es el Convento de la Magdalena de Antequera (Málaga). Se encuentra ubicado a las afueras de la ciudad, rodeado de campo. Este edificio fue rehabilitado y restaurado para convertirlo en el actual hotel.
            El edificio es del s. XVI y las magníficas pinturas murales en grisalla son del s. XVII, de autor desconocido. Están ejecutadas con una gran soltura y tengo que decir para aclaración de todo el mundo que no son frescos. Son temples, puesto que su ejecución fue en seco y la diferencia es muy obvia para un entendido en la materia.
            Las pinturas murales de las paredes del claustro, refectorio, la iglesia y la actual entrada al hotel, estaban bajo muchas capas de cal, que las han protegido durante todo ese tiempo. En cambio, las de las bóvedas del claustro, que veremos en futuras entradas, estaban al descubierto. Sinceramente creo, que debe de haber más pinturas, que ahora mismo están ocultas, y que se han destruido con las obras.

            Hoy, solo nos vamos a centrar en un ejemplo: Cómo se descubren las pinturas y qué hacer después...


Las paredes del claustro están llenas de cartelas escritas en castellano antiguo, rodeadas de dibujo tipo lacería en dos tonos...gris y negro, completamente delineadas . El tema es claramente religioso.
En esta imagen estoy eliminando las capas de cal poco a poco, por lo que podéis observar cómo vamos "sacando a la luz" la pintura que hay debajo.
Me encanta este proceso!!! 
Ir viendo algo que lleva oculto tanto tiempo y que yo estoy viendo la primera!!!
Tengo que decir que me gusta esto, pero más si  se puede eliminar fácilmente. Ésto es debido a que antes de encalar, las paredes estaban cubiertas de polvo y esta capa hace que la cal no quede muy pegada... porque cuando no es así, se convierte en un trabajo mucho más lento y más difícil, con el riesgo de perder pintura original.
Este proceso es muy delicado, ya que, tenemos que tener máximo cuidado de no dañar nada. Todo lo que se pierda, ya es irreemplazable y también perdemos información para completar y reintegrar.


Aquí podéis ver otra pintura de una cartela diferente.
Aquí estoy en el proceso posterior a la limpieza, que sería la fijación y la consolidación.  Lo que estoy haciendo en la imagen es inyectar, aprovechando las grietas que se habían formado, los productos específicos para consolidar.
Esto quiere decir que tenemos que volver a darle consistencia a posibles grietas  y separaciones de estratos que hayan en el muro. Unas veces son finas y otras veces son más gruesas y profundas, por lo que la forma de actuar sería diferente en ambos casos. Por lo tanto, el resumen de las actuaciones que hemos hecho serían:

- Limpiar
- Fijar la película pictórica (si es necesario, y estamos en riesgo de que la perdamos). En casos más drásticos, habría que hacerlo lo primero.
-Humectar y abrir el poro
-Inyectar acril y plm
- Mortero de yeso o masilla para rellenar el hueco que ha dejado la grieta y dejarlo a nivel.
-Una vez seco, se lija 
- Hacer el dibujo
- Reintegrar
- Fijar con paraloid (sobre todo lo que esté al alcance de la mano)

Una vez que tenemos toda la pintura original limpia y hemos consolidado, se escoge el criterio en el que basar el trabajo posterior. En este caso, siempre se ha completado toda la información.
Con un lápiz, ya que es reversible (una de las normas o leyes de la restauración es que hay que utilizar materiales reversibles e inocuos), voy completando el dibujo.


En esta imagen podéis ver la pintura mural limpia y con el dibujo completado. Listo para empezar a reintegrar.

Tengo que decir que es muy importante no falsificar y no reintegrar encima del original. Para poder completar un dibujo hay que tener información. Ésta puede conseguirse en fotografías o documentos antiguos, simplemente por los restos que quedan y sobre todo, porque en este caso, había muchos repetidos. En caso de no tenerla, no se puede inventar.

Espero que os haya resultado interesante!!!

Nos vemos en la próxima!!! Un saludo a tod@s...



* indicates required

Entradas relacionadas

0 comentarios