Restauración de pintura mural de la Iglesia de San Pedro de Antequera

lunes, abril 29, 2013

Hola a tod@s:

              Después de un mes cargado de trabajos y propuestas por fin puedo volver por aquí  con una nueva entrada de restauración de pintura mural.
Nos situamos en Antequera, (Málaga), en la Iglesia de San Pedro, la cual empezó a construirse en 1522. Este gran templo se inserta en el grupo de iglesias que en Antequera se han calificado como iglesias columnarias renacentistas, aunque ésta en particular está compuesta por elementos de varios estilos artísticos, como el gótico, el renacimiento y el barroco, debido a varias intervenciones a lo largo de los siglos.
       El salón de columnas resulta de gran magnitud, pero pobre en decoración. Las obras de arte repartidas por la iglesia, pinturas y esculturas  pertenecen en gran medida al siglo XVIII.

      La pintura mural de la que voy a hablar en concreto se encontraba en  mal estado de conservación. Originalmente estaba pintada al temple y las carnaduras de los arcángeles, al óleo. 


Aquí vemos una imagen del comienzo del trabajo, una vez descubierta la pintura original, que se encontraba bajo muchas capas de pintura plástica, las cuales se van eliminando mecánicamente con instrumental adecuado y específico para tal fin. Fue un trabajo muy delicado por el mal estado de conservación en el que se encontraba el original y hay que evitar pérdidas.  Se puede observar la altura si la relacionamos con los cuatro pisos y medio de andamio...

Restos de pintura de uno de los rostros de los arcángeles que conforman el mural.

En este caso, llamó mucho la atención el buen estado de conservación en el que se encontraba el rostro, comparado con el resto de la pintura, aportando bastante información sobre la técnica de ejecución. Observad cómo apenas hay restos de temple alrededor.

Una vez que el proceso de limpieza se ha efectuado se comienza a consolidar el muro, tal y como se aprecia en esta imagen. Se inyectan los productos adecuados para que el soporte de la pintura esté en buen estado para evitar posibles desprendimientos de éste y a su vez de pintura.


Fase de consolidación


 Una vez analizada y recopilada toda la información que nos desvela el original, se procede a reintegrar el mural. El criterio de reintegración que utilizamos fue completar la información de la pintura. Se comienza por el dibujo, ayudándonos de plantillas que hemos hecho anteriormente para que todo encaje perfectamente y se hace un estudio del color, basándonos en los restos de pigmento original.

La reintegración se realiza con pigmentos al silicato, específicos para pintura mural de interior. La técnica utilizada fue la tinta plana y el trateggio. Es decir, son una yuxtaposición de líenas de color que van siguiendo la forma original de la imagen y se completa toda la información. La vibración que se produce es lo que nos diferencia lo restaurado de lo original para evitar una falsedad o fraude.


Os he enseñado de nuevo esta imagen para que la comparéis con la fotografía en la que sólo se aprecíaban las carnaduras del arcángel, y así comprobéis el resultado final, después de su reintegración.

Imagen del proceso de reintegración

Imagen final en la que el trabajo está prácticamente realizado al completo, incluso con la colocación del lienzo de la Inmaculada Concepción.


Espero que poco a poco la restauración de bienes culturales no sea un tema tan desconocido y que nos ayude para conservar nuestro gran  patrimonio artístico. Para cualquier información, no dudéis en ponerse en contacto conmigo. Muchas gracias por vuestra visita!!


Estoy enlazando este post a la fiesta 58 de Personalización de Blogs

* indicates required

Entradas relacionadas

0 comentarios